Archivo | Focus Group RSS feed for this section

Focus Group sobre la ecología

19 Dic

Para realizar el artículo final y de variante a la entrevista reuní a cinco personas de sectores muy diferenciados para que debatiesen sobre la ecología.

 

El grupo estaba compuesto por :

Un estudiante de la Facultat de Comunicació Blanquerna de tercero de Publicidad. Tiene 21 años.

Un periodista freelance que escribe para el periódico La Vanguardia. Tiene 32 años.

Un joven empresario que acaba de lanzar su carrera empresarial. Tiene 26 años.

Una licenciada en Biología y profesora de la UB. Tiene 27 años.

Una ama de casa. Tiene 53 años.

 

La meta del focus group si bien ya que a primera vista no es muy variado tenía una finalidad detrás. Quería un empresario y una ama de casa que fueran en contra de los argumentos de la licenciada en Biología y el periodista ya que intuía que tendrían puntos de vista totalmente dispares. El tándem formado por el grupo del periodista y la licenciada en biología lo llamaremos grupo A al otro duo B. El estudiante era variable en sus opiniones.

El grupo A estaba totalmente de acuerdo con la ecología, es más, decían que era un modelo y estilo de vida que se imponía por si solo ya que la concienzación colectiva de nuestra sociedad nos llevaba a ello.

El grupo B decía que era una “chorrada”, que era una manipulación de los medios para vender información. Que el mundo si se sabía gestionar podía ofrecer recursos aprovechables.

El grupo A discrepaba en opiniones, alegaban el problema del petróleo, los vertidos químicos, la acumulación de basura, etc.

El grupo B respondía que era más un problema de las empresas y el Estado y no tanto del ciudadano de a pie.

Cambiando el rumbo del debate, les pregunté acerca de la ecología a nivel doméstico y como lo veían ellos.

El grupo A decía que dentro de lo posible intentaban reciclar, pero comparaban Catalunya con ciudades Europeas como Oslo y Helsinki y decían que quedaba mucho por hacer, que allí reciclaban y aprovechaban todo al máximo.

El grupo B se confesaba como no cooperativos con el reciclaje. Decían que les costaba mucho reciclar, que lo veían tedioso y como una gran pérdida de tiempo. La ama de casa añadía que era como imponer un trabajo más al ciudadano si tenía que estar pendiente de lo que llevaba cartón, plástico, lo orgánico y lo inorgánico era un lío.

Para finalizar les hablé del ecolofun y de las nuevas tendencias del reciclaje.

El grupo A decía que le parecía una gran idea, que se debería invertir más en campañas de este tipo ya que es posible reciclar pero que la sociedad que no funciona ni con miedo ni con mensajes positivos necesita motivaciones como las de Wolksvagen.

El grupo B pensaba en cambio que es otra moda más, que es totalmente pasajera y que la gente no está por el tema del reciclado con los problemas que hay hoy en día, que primero se han de complementar otros estados de la pirámide de Maslow antes de llegar a cosas como ellos llamaban “superficiales”.

Anuncios