Tag Archives: Deyrolle

Noticia Final

20 Dic

La ecología hoy en día está adoptando un nuevo rol dejando atrás su imagen deteriorada por la mala utilización del concepto durante el siglo XX. En el nuevo siglo se le está dando un toque divertido al reaprovechar lo antiguo ya que existe la amenaza del agotamiento de los recursos limitados y la salud planetaria. ¿Moda, nostalgia o costumbre aposentada? Descubrámoslo.

Hablar del ecolofun para mucha gente es como hablar del aire que respira o de cualquier banalidad puesto que lo tienen asimilado como una opción más de sus vidas cotidianas y el resto de la gente, la gente de a pie, sin saberlo adopta estos códigos sin saber que son partícipes.

Para entrar en materia se ha de hablar de la postmodernidad. La postmodernidad es la época en la que nos movemos ahora, donde todo está inventado y la creatividad no consiste en inventar algo novedoso si no en adoptar los códigos, apropiárselos, reinterpretarlos y lanzar nuevas propuestas.

Por ejemplo la película Kill Bill sería un pastiche de películas de serie Z americanas de los años 70, de películas underground europeas, de acción asiáticas, etc. Lo mezclas todo y tienes un nuevo producto que no solo produce un placer visual si no que además tiene tintes meláncolicos para la gente que posiblemente tenga un extenso background cultural.

Otro ejemplo sería la ultramediatizada Lady Gaga, que recicla lo ya todo inventado y crea un nuevo imaginario entorno a su música y persona, es novedoso aunque ella lo lleve hasta los límites a veces, de la transgresión.

Volviendo al tema del ecolofun se pueden ver diseñadores de interiores que reutilizan objetos domésticos para crear nuevos muebles o arquitectos que transforman edificios salvando las fachadas o los interiores para darles una nueva vida.

Escritorios convertidos en estantería

Un ejemplo de ecolofun es el desfile de moda del diseñador Manish Aroa que tuvo lugar en Barcelona, el 17 de Diciembre patrocinado por Nespresso, en el se podían ver trajes que emulaban a la perfección la fantasía de la alta costura cápsulas de Nespresso. O de las políticas de reciclar las cápsulas emprendidas recientemente en España.

El acto de reutilizar o dar vida a lo obsoleto no es un concepto que haya sido inventado (recordemos que vivimos en la postmodernidad), si no que es algo que se hace desde los albores de la humanidad. Antes de entrar en la socidad de consumo masivo la gente solía reutilizar los objetos cuando su vida útil primaria llegaba a su fin. Por ejemplo la ropa vieja la utilizaban para hacer trapos para limpiar, un mueble roto podía dar paso para ser leña o darle otra utilidad, etc. Hoy en día se puede decir que volvemos a la nostalgia de nuestros antepasados reutilizando las cosas no sólo como un fenómeno de moda, si no que cada vez más gente reutiliza lo usado. Unos le llaman retro, otros vintage, pero todo viene a ser lo mismo, lo viejo se convierte en nuevo.

Los prescriptores son gente concienciada

Nuestra sociedad se mueve a dos tempos, primero están los referentes culturales que emiten lo trendy (lo que está de moda) a la masa que lo reinterpreta y las empresas mainstream lo lanzan a todos los públicos.

Es gente concienciada, que se da cuenta que el rumbo que toma el planeta no es sano, las potencias emergentes como China o la India empiezan a utilizar unos recursos que ya de por si estaban sobrexplotados y corren el riesgo de agotarse con el auge de la clase media de estos dos países con tales superpoblaciones.

Teniendo en cuenta estos problemas hay que tomar por una parte alternativas y por otra concienciar a la gente y para ello echan mano a los medios de comunicación y la creatividad para difundir estas nuevas ideas o medidas y transformarlo en un fenómeno lo suficientemente atractivo como para ser adoptado.

El Ministerio de Medio Ambiente y la EEA (European Environment Agency o Agencia Europea del Medio Ambiente) están de acuerdo con lo de que la ecología ha de verse como algo positivo y divertido más que como un hábito aburrido y taciturno.

Para las navidades animales disecados

Un fenómeno que está muy de moda estas navidades son los animales naturalizados o disecados de la casa Deyrolle de París a modo de regalos navideños, ya que según el experto en análisis de tendencias Daniel Córdoba, están de moda. Y es realmente darle una segunda vida a lo ya muerto, es una nueva alternativa al ecolofun, darle un toque nuevo a algo ya muerto. Esta casa reutiliza los cuerpos de animales muertos de muerte natural para fijarlos en el tiempo dándoles una segunda vida.

Animales disecados de la Maison Deyrolle

Se podría decir que realmente el ecolofun es transportar el círculo de la vida natural en los elementos biodegradables a los objetos inertes de una manera divertida pero sobretodo creativa que muchos ven como algo artístico, otros un modo de vida que se impone por si solo para frenar el consumo masivo de recursos limitados y darle un respiro al planeta y otros que piensan que es sólo un nuevo business emergente.

The fun theory

Utilizar la ecología como algo divertido es una gran alternativa. La empresa Wolskvagen que se asoció a la agencia de publicidad DDB decidieron crear varias campañas de publicidad para concienciar a la gente utilizando la teoria fun, es decir, hacer de algo tedioso un fenómeno divertido. Crearon por ejemplo una basura sin fondo y retaban al público intentar llenarla para que no ensuciaran las calles.

También pusieron unas basuras arcade que al depositar objetos de cartón o cristal emitía ruidos con luces como si de una máquina de luces se tratase. Otra de ellas era una lotería para la gente que circulaba por la ciudad a la velocidad permitida le tocaba un premio en cash por ser respetuoso con el medio ambiente y evitar contaminar con los gases emitidos por su coche. Por último y la más divertida convirtieron unas escaleras en teclas de piano para que la gente subiese las escaleras andando en vez de coger las escaleras mecánicas.

Sea lo que sea, se ha de decir que almenos es un concepto seductor, innovador, divertido,  que explotado de una forma adecuada ofrece muchas alternativas muy creativas y además de ser saludable para el planeta aporta una nueva vida a los objetos que de no ser por el fenómeno ecolofun acabarían en un vertedero.